Los FAILS más épicos de las compras ONLINE

Las vacaciones se acercan y todos sabemos lo que eso significa, ¡compras! Es ese momento del año en el que cada persona busca hacer el regalo perfecto a sus seres queridos. Por supuesto, cada vez más gente opta por adquirir los productos por internet porque es increíblemente práctico y conveniente.

Y es que portales web como Amazon o AliExpress se congestionan con millones de pedidos en diciembre. No obstante, hay que tener cuidado con qué seleccionas y dónde lo haces, pues como veremos no siempre satisface al consumidor…

1. IPad
La primera regla que todos deberíamos seguir es mirar la letra pequeña de todo lo que adquirimos, para asegurarnos de que es exactamente lo que queremos. El caso de un chico es bastante ilustrativo.

El muchacho en cuestión creía haber comprado un IPad, pero se llevó una buena sorpresa cuando el mensajero le trajo el ansiado paquete. En su lugar recibió una caja de cartón que imitaba la forma del dispositivo. Una estafa que había “firmado” sin darse cuenta.

2. Sorpresa arruinada
Cuando adquieres cosas en sitios como Amazon o Ebay puedes dar instrucciones para el envío, tales como el horario en el que quieres recibirlo o si debería ser customizado de alguna manera. Sin embargo, tienes que tener cuidado con lo que escribes y dónde lo haces.

Una fémina llamada Nicole Davies arruinó la sorpresa para el cumpleaños de su madre, pues el texto que indicaba lo que se debía hacer fue imprimido y pegado a la caja que les llegó. “Son accesorios para una fiesta sorpresa para mi madre. Por favor, puede la caja no parecer obvia… vivimos juntas” Fue lo que se podía leer…

3. Algo es diferente
Es posible que hayas estado en esta situación. Es el típico caso de “expectativa vs realidad”, cuando ordenas algo que luce genial y cuando llega es bastante distinto…

La usuaria de Facebook Colleen Kane pidió un adorable adorno floral con la forma de un simpático león, pero lo que le enviaron no era tan bonito. Las diferencias se puede observar por sí solas, el animal representado en la imagen de la derecha (el verdadero producto) causa más risa que ternura.

4. Sabroso dulce
En internet se puede adquirir casi cualquier cosa, hasta tartas. Una mujer pidió un pastel de cumpleaños con días de antelación para que estuviera preparado para la celebración. No obstante, y como explicaba la hija de la protagonista y hermana de la cumpleañera, hubo un pequeño fallo en la logística del pedido.

En vez de determinar que quería una figurita con una “chica rubia” (“Blonde Girl”) el autocorrector dejó en su lugar a una “chica ciega” (“Blind Girl”). Eso sí que fue una sorpresa…

5. Sentido común
Existen ciertos elementos que deberían ser comprobados en persona, y no ordenados por la red. Especialmente cuando se trata de ciertas prendas de baño, pues quizás las dimensiones cambien y no se adecúen a las instantáneas.

La madre de la adolescente de 16 años que se había comprado este crop tuvo que devolverlo, pues al gato le quedaba bien, pero a la joven le faltaba bastante área de tela…

6. El tamaño importa
Dentro de fijarnos en las letras pequeñas está el problema de las medidas de lo que vemos y consumimos. Las imágenes pueden presentar una escala realmente engañosa. Y es que la diferencia puede superar medio metro.

El hombre que pidió este juego rascador para su mascota se quedó asombrado cuando lo que le llegó fue una miniatura de la envergadura de la pata de su minino. Un error que no puedo revertir…

7. Literal
Las estrategias de venta y estafas pueden ser más imaginativas de lo que podríamos pensar. Las tazas que cambian el dibujo de su superficie por la acción del calor se han convertido en una moda en este año.

Un joven observó este peculiar vaso con motivos navideños y pensó que era perfecto para estas vacaciones. No obstante, la ilustración que mostraba el supuesto proceso térmico era el dibujo real de la taza…

8. Precaución del consumidor
El último apartado de nuestra lista no es menos chistoso, pero nos recuerda una vez más que no podemos fiarnos de las espectaculares imágenes y los modelos que posan con los vestidos y atuendos que captan nuestra atención.

La joven de la foto de la derecha mostraba como casi no tenía espacio ni para depositar las manos en los peculiares bolsillos de su atavío navideño. Así llegamos al final del artículo, ¿qué te ha parecido? Coméntanoslo, nos interesa. Si te agradó dale like y comparte con tus allegados.
Fuente: Twitter:1/Youtube-TheRichest/Facebook-Colleen Kane

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *