LE DIJERON QUE SI SEGUÍA CONSUMIENDO LA COMIDA CHATARRA NO LLEGARÍA A LOS 30, ELLA NO LO PENSÓ MÁS Y ASÍ LUCE AHORA…

Después de ser adicta a la comida una mujer de 23 años de edad tomó la decisión de mejorar su estado físico al perder la mitad de su peso.

Alice Toleman de Melbourne estaba acostumbrada a llevar una dieta poco saludable al comer comida chatarra todos los días, por lo que alcanzó a pesar 135 kilos. Después de darse cuenta de que tenía adicción por la comida tomó la decisión de mejorar su condición de salud, logrando un resultado impresionante y ahora cuenta con casi 80,000 seguidores en Instagram.

Loading...

Tomó la mejor decisión de su vida y ahora luche hermosa

Alice consideraba que tenía una vida sana y feliz hasta el 2011 al iniciar a comer grandes cantidades de comida chatarra. Una adicción severa que la llevó a pedir una comida familiar para ella misma en MacDonald´s, “Me sentaba allí en McDonald´s por mi cuenta y disfrutaba, de mi adicción”, agregó.

“Salía a los clubes con amigos casi todas las noches, lo que terminaba en una carrera de Maccas. A decir verdad en ese momento, McDonald´s fue mi parte favorita en la noche, al ser la interacción social un obstáculo para superar todo hasta que llegué a mi querido McDonald´s”, concluyó la joven. Sin duda tenía una adicción grande al no quedarse conforme hasta ir a comprar comida rápida a los supermercados en gran cantidad.

Afirma que en su habitación había un escondite al tener un lugar seguro en donde podía ser como ella quería, al sentarse en su cuarto y comer hasta no poder moverse para tomar una siesta, repitiendo el proceso todos los días. Pensaba que su vida era normal y que su adicción por la comida era igual a la que todo el mundo realizaba, por lo que les decía a sus papás que salía con amigos pero en realidad ella se iba sola a comer.

Su adicción por la comida la llevó a ser talla 26 y nunca se pesaba al no ser consciente de su peso, por lo que no se daba cuenta del daño que le producían los problemas emocionales al reflejarlo en sus acciones. Pero en junio de 2015 tomó la decisión de cambiar su vida después que el médico le dijera que con la vida que llevaba era casi imposible que llegara a vivir más de 30 años de edad, por lo que su impresión fue grande y reservó una cita para su cirugía.

Se sometió al procedimiento de bypass gástrico a los 21 años de edad en octubre de 2015 en donde perdió 70 kilogramos, además inicio a llevar una vida mucho más saludable y con una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas. “Mi objetivo es inspirar y motivar a las personas a que luchen contra la obesidad y que la superen”, dijo Alice.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close