7 Trucos que usan las tiendas para engañarnos

No siempre los alimentos en la tienda son de buena calidad: hasta a los supermercados les duele decirles adiós a los alimentos caducados, porque esto signfica perder dinero. Sin embargo, esto no debería afectar a los clientes.

Compartimos contigo los trucos de vendedores que son fáciles de notar si sabes de qué se trata. ¡Compra sólo los alimentos de calidad y sé sano!

7. En las vitrinas con carne usan iluminación de color rosa

© depositphotos   © depositphotos  
Muchas lámparas LED para las vitrinas con carne tienen iluminación rosa. Le da a la carne una aspecto más apetitoso y fresco, lo que hace que se venda mejor.

Si te gustó algún trozo de carne, antes de comprarla sácala de la vitrina y revísala con la iluminación normal.

6. La carne es trabajada con “refrescantes”

© depositphotos   © depositphotos  
Este tipo de aditivos estabilizan el color de la carne, detienen el proceso de deterioro y mejoran el sabor. No son nocivos para la salud, pero si quieres comprar carne natural y fresca, sigue algunas reglas:

Compra carne a vendedores comprobados y aprende a determinar su calidad. El corte de la carne fresca debe ser de aspecto denso, firme al tocar y casi seco debido a la costra que se forma ahí. La carne fresca también tiene un aroma específico: si no lo tiene, es motivo de preocupación.

Es mejor comprar carne en las tiendas donde la carnicería está a la vista y puedes observar el proceso de cómo la filetean y en qué condiciones sanitarias lo hacen.
  
5. Los alimentos frescos se mezclan con los que están a punto de caducar

© depositphotos   © depositphotos  
Los alimentos con diferente fecha de caducidad se pueden mezclar y empacar en un lote de plástico. El aroma debajo del plástico no se percibe y la etiqueta con la fecha de envasado se puede sustituir por una “más fresca”. Este tipo de manipulaciones se hace con galletas, embutidos, crema, ensaladas y otro tipo de productos a granel.

Por lo tanto, procura comprar alimentos en empaque original del productor.

4. A la carne picada se le agregan otras sustancias

© depositphotos   © depositphotos  
A la carne picada se le agregan polvos refrescantes, conservadores, subproductos (pulmones, lengua, etcétera) y hielo. Es difícil revisar su calidad, por eso hasta la carne que está por caducar puede convertirse en carne molida.

Compra este producto sólo en las carnicerías que pueden moler la carne enfrente tuyo y asegúrate de que el lugar se vea limpio.
 
 3. La comida hecha se complementa con alimentos cuya fecha de caducidad se acerca

© depositphotos   © depositphotos  
Los departamentos de comida preparada no fueron creados para la comodidad de los clientes, sino para salvar a las tiendas de las pérdidas.

En las pizzas, ensaladas y pastelillos terminan los alimentos que están a punto de caducar: el pollo asado no vendido, las migajas del pan y galletas y otros. La carne, por ejemplo, se convierte en marinados.

Es poco probable que puedas intoxicarte con esto, pero ten cuidado: si compras comida prepadada, cómela el mismo día y no la almacenes en el refrigerador.

2. Los alimentos congelados se venden como enfriados

© depositphotos   © depositphotos  
 
 La carne y el pescado muchas veces se descongelan y se venden como enfriados. Si los alimentos fueron congelados una vez y descongelados de acuerdo con todas las reglas, no pasa nada. Pero a veces la descongelación ocurre a temperatura ambiente, debido a lo cual empiezan a reproducirse los microorganismos y la capa superior se empieza a dañar, cuando por dentro aún hay hielo.

Puedes identificar este tipo de alimentos por el exceso de humedad o escarcha en su superficie: en caso de la carne, falta de elasticidad (al presionarla con un dedo no restaura su forma inicial). En caso del pescado, la presencia de mucosidad. Lee aquícómo saber si los alimentos están frescos o no.

1. Las etiquetas con la fecha de caducidad y embalaje se cambian por las nuevas

© pikabu   © Facebook  
A veces sucede que en las tiendas pegan etiquetas para cambiar la fecha de caducidad del alimento.

Si ves varias capas de etiquetas, es una señal alarmante: tal vez el producto ya caducó. Es mejor comprar los alimentos cuya fecha de caducidad está marcada por el fabricante. También revisa la fecha de la etiqueta: la fecha de embalaje no significa que el alimento esté fresco.

Y unos consejos más:

No olvides tu recibo. Igualmente, puedes devolver la mercancía dañada si no lo tienes: como prueba, exige que revisen los videos de la cámara de seguridad.
Revisa tu ticket sin alejarte de la caja. Cuantos más alimentos compras, más probable es que te engañen: le agregan un producto extra o cobran un alimento barato como caro.

Vuelve a pesar los alimentos empacados para no pagar más. Por ejemplo, las frutas pueden volverse más secas, pero el peso en la etiqueta seguirá siendo el mismo.
No te avergüences por pedir certificados de alimentos.
Compra en lugares habilitados.

¡Quéjate de mal servicio y mercancía de baja calidad!
Foto de portada Pikabu, Facebook

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *